Teotihuacán
Arriba Tours
Teotihuacan Sitios Arqueológicos
Teotihuacan

La palabra viene del Náhuatl y significa “Lugar donde los hombres se convierten en dioses” o “Ciudad de los dioses”. Este nombre fue dado por los mexicas, pero se desconoce el nombre que le daban sus habitantes. Fue una de las mayores ciudades prehispánicas de Mesoamérica. La zona de monumentos arqueológicos fue declarada “Patrimonio de la Humanidad” por UNESCO en 1987.

Los orígenes de Teotihuacan son todavía objeto de investigación. Alrededor del inicio de nuestra era, fue una aldea que comenzó a cobrar importancia como centro de culto en la cuenca del Anáhuac*. Las primeras construcciones de envergadura proceden de esa época, como muestran las excavaciones en la Pirámide de la Luna. El apogeo de la ciudad tuvo lugar durante el Periodo Clásico (ss. III-VII d. C.). En esa etapa, la ciudad fue un importante nodo comercial y político que llegó a tener una superficie de casi 21 km2, con una población de 100 mil a 200 mil habitantes. La influencia de Teotihuacán se dejó sentir por todos los rumbos de Mesoamérica, como muestran los descubrimientos en ciudades como Tikal y Monte Albán, entre otros. El declive de la ciudad ocurrió en el siglo VII, en un contexto marcado por inestabilidad política, rebeliones internas y cambios climatológicos que causaron un colapso en el Norte de Mesoamérica. La mayor parte de la población de la ciudad se dispersó por diversas localidades en la cuenca de México. *Nombre con el que se conoce al actual “Valle de México”, Capital del País.