Mitla
Arriba Tours
Mitla Sitios Arqueológicos
Mitla

La palabra Mitla viene del Náhuatl: “Micltán”, misma que en mixteco se llamó Ñuu Ndiyi y que en ambas lenguas significa “Lugar de Muertos”, mientras que en zapoteca se le llamó Lyobaa “Lugar de descanso”. Es una zona arqueológica donde han trabajado diversos arqueólogos entre los que destaca Leopoldo Batres (1852-1926), quien descubrió cimientos zapotecos bajo las decoraciones mixtecas existentes.

En Mitla hay evidencias de ocupación humana desde principios de nuestra era (0 a 200). Ante la desaparición de Monte Albán como núcleo de poder, Mitla se convirtió en una población muy importante que funcionó como centro de poder para los zapotecas del valle. Su máximo crecimiento y apogeo ocurrió entre 950 y 1521 d.C.

En el Siglo XVII se construyó sobre el Patio C, el templo católico de San Pablo, para ello ocuparon básicamente materiales de construcción obtenidos mediante la destrucción de varios palacios prehispánicos; estructuralmente, el templo de San Pablo fue soportado por los dinteles monolíticos de la habitación inferior. Los patios A y B sufrieron también modificaciones al ser convertidos en curato: en el Patio A se instalaron caballerizas y basureros, mientras que en el Patio B se instaló la casa cural. Dicha reutilización, con fines religiosos, perdió efecto con el paso del tiempo, a excepción del templo de San Pablo debido a lo establecido en las Leyes de Reforma donde se decretó la “Ley de Nacionalización de los bienes Eclesiásticos” emitida durante el periodo de gobierno del Presidente Benito Juárez en 1859.