Chiapas
Arriba Tours
Chiapas Ecologico
Chiapas

Lagunas de Montebello: Parque Nacional creado el 16 de diciembre de 1959, para conservar los suelos, bosques y lagunas de este lugar y crear un centro turístico. Cuenta con varias lagunas cuya coloración impresionante va del verde al azul turquesa.

La inspiración que provee la inigualable belleza de la zona de Montebello, no solamente se debe a los cuerpos de agua, sino a una pródiga vegetación entre la que sobresalen los altos ejemplares de pinos, encinos, liquidámbar, árbol que produce el incienso americano, todos adornados con plantas epífitas, que crean maravillosos jardines colgantes.

Ahí se pueden ver ranas, sapos, salamandras, tortugas y algunas variedades de serpientes. También mamíferos como venados, armadillos, zorros cola blanca, osos hormiguero, tlacuaches y hasta algunas especies en peligro de extinción como el puma y el jaguar. En cuanto a las aves, tanto de la región o migratorias, como el pato silvestre, la chachalaca, la paloma, y el ave de hermosas plumas: Quetzal.

Montes Azules: La reserva de la Biósfera Montes Azules forma parte del ecosistema conocido como Selva Lacandona de condiciones climáticas húmedas, cálidas y semiclálidas, predominando el clima cálido húmedo, donde se localizan otras dos áreas protegidas de Chiapas: Chan-Kin, donde se resguardan imoprtantes especies de árboles propias de la Selva como el ramón y la caoba admás de animales como el jaguar, el ocelote y el mono aullador, y Lacantún considerada como complemento ecológico de dicha reserva, donde subsisten diferentes especies propiamente selváticas que suman un total aproximado de 3,400, además de los grupos animales y de las comunidades indígenas que habitan esta selva: El pueblo maya Lacandón, población que escasamente rebasa los 500 habitantes, se encuentran asentados en cuatro localidades: Metzabok, Naha, Bethel y Lacanjá-Chansayab. En esta última se concentra la mayor parte.

En esta reserva encontramos una alta diversidad con varias especies amenazadas o en peligro de extinción como el jaguar, el águila arpía y la guacamaya roja.

Cascadas de Agua Azul: Estas cascadas se forman gracias a los afluentes del río Otulún, Shumuljá y Tulijá, formando cañones no muy profundos con acantilados verticales que dan origen a estas cascadas blanquiazules. Se encuentran al norte del Estado de Chiapas, en el municipio de Tumbalá a 64 km de la ciudad de Palenque . Las aguas tiene ese hermoso color azul por las sales de carbonatos que llevan disueltas. La vegetación es de tipo selva de montaña, exuberante, en algunas partes cubre el río, es común ver troncos de árboles caídos petrificados.

Cañón del Sumidero: Es un estrecho cañón de gran profundidad situado a 5 km de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado de Chiapas. Este cañón tiene un acantilado cuya altura va un poco más allá de los 1000 m sobre el nivel del agua y se levanta sobre el cauce del río Grijalva, que tiene una profundidad de más de 250 metros y desemboca en el Golfo de México. La falla geológica se abrió hace aproximadamente doce millones de años en la Sierra Norte de Chiapas. Se cuenta entre las más espectaculares de América, con muros que se elevan a más de 1300 metros desde la profundidad de la garganta. En su boca sur, el cañón inicia en Chiapa de Corzo, y desemboca en el embalse artificial de la presa hidroeléctrica Manuel Moreno Torres, conocida popularmente como « Presa Chicoasén ».

Por su gran riqueza ecológica y ser uno de los cañones más imponentes del mundo, el 8 de diciembre de 1980 se declaró como Parque Nacional Cañón del Sumidero y también fue nominado para ser una de las «7 Nuevas Maravillas Naturales» como único representante de México en este concurso internacional.